MyBodyMan

Las Consecuencias de Dormir Poco son Graves

Muchas personas tienen insomnio y trastornos del sueño y no prestan suficiente atención a este grave problema hasta que es demasiado tarde. Dormir poco es malo para uno y puede tener consecuencias a largo plazo que pueden afectar a la calidad de vida para siempre.

Los trastornos del sueño son una epidemia mundial que amenaza la calidad de vida y la salud de casi la mitad de la población mundial. Dormir bien es uno de los pilares esenciales de una buena salud.

Los peligros ocultos de no dormir - Y cómo solucionar el problema de la falta de sueño.

Cuando no dormimos bien, nos sentimos irritables, estresados, ansiosos y agotados. No podemos concentrarnos en el trabajo o en las tareas diarias, no podemos pensar con claridad y acortamos drásticamente la calidad de nuestra vida.

Un estudio de la Universidad de Coimbra, en Portugal, afirma que cuando no dormimos causamos graves daños a nuestra mente y nuestro cuerpo.

Los peligros ocultos de no dormirQueremos dormir, sabemos que nos sentiremos mucho mejor si dormimos bien, profundamente y descansados, pero cada noche estamos más agotados, cuando por fin llegamos a la cama, esperamos tener un sueño reparador porque estamos agotados pero en lugar de eso nos quedamos despiertos... nuestra mente se llena de todo tipo de pensamientos que no nos dejan conciliar el sueño.

Nos sentimos abrumados, ansiosos, tenemos dudas, miedos y preocupaciones que pasan por nuestra cabeza fuera de nuestra voluntad, y no podemos cerrar los ojos y dormirnos.

Pasan las horas y cuando llega el amanecer seguimos despiertos, rodando y girando.

Cuando llega la mañana estamos aún más agotados que en la noche anterior y nos espera otro día estresante que, de alguna manera, tenemos que sacar la energía para superarlo de nuevo.

Durante el día es difícil pensar con claridad, nos sentimos malhumorados, nos aburrimos con facilidad, gritamos a las personas que queremos, incluso por las cosas más insignificantes, nos sentimos cansados y sólo queremos dormir bien por la noche.

¿Suena familiar? Esto es lo que ocurre con la mayoría de las personas, especialmente en las grandes metrópolis. Cada vez más personas y más jóvenes, muchos de ellos adolescentes, tienen problemas para conciliar el sueño e, incluso cuando lo hacen, no duermen las horas suficientes para tener un sueño reparador.

La mayoría de las personas consiguen conciliar el sueño y dormir bien hasta que, de repente, por un problema laboral, amoroso o familiar, este bienestar se acaba.

Por el contrario, la vida se vuelve más estresante, se sienten más ansiosos, preocupados y cada vez es más difícil conciliar el sueño y tener una noche completa. Los pensamientos de preocupación llenan la mente, sienten que tienen demasiado que hacer y poco tiempo.

Simplemente empiezan a no sentirse como antes, normales y optimistas, pero lo que les deprime no son los pequeños problemas que tenían o tienen, sino el hecho de no ponderen dormir bien.

Esto puede durar años si la persona no lucha por superar los trastornos del sueño. Los síntomas de dormir mal son mucho más preocupantes de lo que la mayoría de la gente cree.

Por regla general, el médico le sugerirá medicación, pero los medicamentos para dormir tienen efectos secundarios que también son preocupantes y crean una fuerte habituación. Una vez que se empieza a tomar pastillas para dormir es difícil dejar de hacerlo.

Si se habla con los especialistas, se descubrirá la principal razón por la que no podemos conciliar el sueño y tener una noche de descanso.

La verdadera razón por la que no conseguimos conciliar el sueño.

La verdadera causa de nuestras noches de insomnio es el Cortisol. Cuando nos sentimos estresados, nuestro cerebro produce cortisol para ayudarnos a mantenernos alerta y darnos energía para que podamos manejar situaciones estresantes con rapidez y facilidad.

El cortisol no es malo. Está diseñado para ayudarnos en situaciones ocasionales de estrés, como cuando nos enfrentamos a un peligro, como el ataque de un animal salvaje. El cortisol extra aumenta nuestra adrenalina y nos da la energía y la claridad mental para tomar una decisión rápida de luchar o correr y huir por nuestras vidas.

En cualquiera de los casos, una vez que la situación estresante ha terminado, nuestro cortisol baja y nos sentimos bien, incluso más relajados.

La razón por la que no conseguimos conciliar el sueñoEl problema es que hoy en día estamos constantemente estresados, por lo que nuestro cerebro no deja de producir más y más cortisol, pero no podemos quemarlo lo suficientemente rápido, para que nos sintamos mejor al final del día, porque este estrés no deriva de un peligro real, de una amenaza, sino de nuestra vida cada vez más ajetreada.

Nuestro cuerpo no está diseñado para manejar tanto estrés y cuando no quemamos el cortisol extra, se queda en nuestro cuerpo y nuestra mente se vuelve más activa, llena de todo tipo de pensamientos.

Al día siguiente, al no poder dormir bien tenemos aún más estrés y acabamos produciendo y almacenando aún más cortisol, lo que nos impide de conciliar el sueño y nos hace sentir más ansiosos y más estresados. Es un círculo vicioso que nos impide de conciliar el sueño y descansar adecuadamente.

Cuando por fin nos acostamos, no podemos conciliar el sueño ni mantenerlo porque nuestra mente está demasiado activa con todo el cortisol que mantenemos en nuestro cuerpo.

Y con cada nuevo día de estrés en todos los ámbitos de la vida, nuestros niveles de cortisol aumentan, impidiéndonos de conciliar el sueño y aumentando la sensación de agobio, fatiga y ansiedad.

No es así que se supone que nuestro cuerpo funcione.

¿Qué se supone que ocurre cuando nos acostamos para dormir?

Cuando nos acostamos por la noche, se supone que nuestro cuerpo debe tener altos niveles de hormonas del sueño que son la Melatonina y el GABA y bajos niveles de Cortisol, porque cuando tenemos demasiado Cortisol, impide que nuestro cerebro produzca suficiente cantidad de las hormonas naturales del sueño, la melatonina y el GABA.

Como resultado, nos sentimos ansiosos, abrumados, preocupados y, en lugar de dormirnos, nos quedamos despiertos pensando en todo tipo de cosas.

El peligro de los medicamentos para dormir.

medicamentos para dormirLas investigaciones realizadas con personas que tomaban pastillas para dormir mejor descubrieron que, en el caso de la medicación para dormir, ésta actuaba eliminando a menudo los recuerdos de los días anteriores.

Pero los hallazgos más alarmantes sobre la medicación para dormir provienen de estudios realizados en la Universidad de Texas, que descubrieron que quienes tomaban pastillas para dormir tenían más probabilidades de tener una vida más corta. Cuantos más somníferos consumían, más probabilidades tenían de tener una menor esperanza de vida.

Otros estudios descubrieron que los medicamentos para dormir debilitan el sistema inmunitario, lo que hace que nuestro cuerpo corra el riesgo de sufrir más infecciones y enfermedades.

Los investigadores concluyeron que la medicación para dormir, además de causar adicción y perder su efecto, no proporciona el sueño profundo y reparador que el cuerpo necesita para rejuvenecer y curarse, independientemente del tipo de pastillas para dormir que se tomen.

Por qué la melatonina no funciona para dormir.

Tomar más melatonina o GABA para ayudarnos a dormir no funcionará a largo plazo. Puede ayudar al principio, pero después de un tiempo tomar más melatonina para compensar sólo nos hará sentir aturdidos y no funciona porque tenemos demasiado cortisol, que está luchando contra la Melatonina.

Los medicamentos para dormir y los suplementos de melatonina no resuelven el problema que es el cortisol alto. Y la solución es reducir nuestro cortisol para conciliar el sueño y permanecer dormido.

Cuando reducimos nuestro cortisol ya no experimentamos esos pensamientos preocupantes o negativos que nos mantienen despiertos por la noche. Ya no nos sentimos estresados ni ansiosos. En cambio, cuando nos despertamos nos sentimos más tranquilos, seguros y optimistas.

Los peligros del cortisol alto y la falta de sueño.

Los niveles elevados de cortisol nos impiden dormir bien. Los científicos han descubierto que dormir mal puede llevarnos a tener dificultades para mantener el peso correcto, padecer diabetes de tipo 2, hipertensión arterial, depresión, ansiedad y fatiga crónica.

Esta producción constante de cortisol es lo que nos mantiene despiertos por la noche, nos impide de dormir y nos hace sentir ansiosos, abrumados, estresados, preocupados y cansados. Todo ello mientras se causan graves daños a nuestro cuerpo y órganos internos.

Cuando tenemos demasiado cortisol no podemos dormir, lo que crea aún más problemas de salud y supone un grave peligro para nuestra salud y bienestar, no sólo durante el tiempo que no podemos dormir bien sino también en el futuro.

Después de analizar 30 años de investigaciones y más de 17.000 estudios clínicos, los investigadores de la Universidad de California en Berkley han descubierto una relación directa entre el sueño deficiente y las enfermedades potencialmente mortales, como el estrés crónico, el Alzheimer, la demencia, las enfermedades cardíacas, la ansiedad crónica y la diabetes.

El poder restaurador de una buena noche de sueño.

A menudo pensamos en el sueño como un momento en el que el cuerpo se apaga temporalmente. Esto está muy lejos de la verdad. Una vez que nos quedamos dormidos, nuestros sistemas internos están ocupados en reparar, crear y reparar las células y los órganos del cuerpo.

A estas alturas ya se ha dado cuenta de la importancia de un sueño de calidad. Pero, ¿cómo podemos conciliar el sueño y dormir cuando nuestra mente está constantemente activa?

una buena noche de sueñoVolvamos a la razón por la que nuestra mente está demasiado activa cuando nos acostamos. La causa de estos pensamientos constantes que nos mantienen despiertos y nos hacen sentir estresados y ansiosos es el alto nivel de Cortisol causado por el constante estrés diario que sufrimos.

Tomar un suplemento natural que disminuya el estrés y reduzca los niveles de Cortisol, nos ayuda a sentirnos menos ansiosos para poder dormir toda la noche.

La solución es reducir nuestros niveles de Cortisol. Después de tomar un remedio natural que reduzca el Cortisol, podrá dormir toda la noche, pensar con claridad cuando se despierte y ya no se sentirá ansioso, preocupado o abrumado. Se sentirá más tranquilo, positivo, confiado y optimista.

En el código siguiente le presentamos un suplemento de última generación que seguramente le ayudará a dormir mejor. Y con este código puede obtener hasta un 25% de descuento. Aproveche, copie y pegue en su navegador para acceder.

Con él conseguirá mejorar su estado de ánimo, tener más claridad mental y reducir drásticamente el parloteo negativo que le mantiene despierto toda la noche, por lo que estará más positivo, optimista, confiado y bien descansado por la mañana.

Tiene una opción. Haga la elección correcta.

Está claro que tiene una opción; de hecho, tiene varias opciones...

Es hora de tomar el control de su salud y felicidad.

Recuerde que cada día y cada vez que nos sentimos estresados, nuestro cuerpo produce más cortisol, que nos mantiene despiertos por la noche.

Cuando no dormimos, causamos graves daños a nuestra mente y nuestro cuerpo y ponemos en riesgo nuestra salud y nuestra vida.

Piense en el pasado y trate de recordar cuánto tiempo ha estado sufriendo de estrés y dificultad para dormir. Ahora calcule el tiempo desde esa fecha hasta hoy, y ese es el tiempo que el exceso de cortisol ha sido producido en su cuerpo.

Todo ese cortisol pasa factura ahora, y pasará factura en el futuro, desgastando la mente y el cuerpo mientras nos hace sentir estresados, ansiosos, preocupados y temerosos, impidiéndonos de dormir. Sin dormir, nuestro cuerpo no puede curarse de forma natural, lo que significa más contratiempos médicos y más medicamentos con sus efectos secundarios.

Tome el control ahora: duerma mejor y deje que su cuerpo y su mente se curen de forma natural. Vea lo que le recomendamos.

Autor:
 
Artículos Relacionados