¿Qué Hacer para Dormir Bien? 6 Consejos para Dormir Mejor

Inês Costa    Autor: especialista en problemas de ansiedad y dificultad para dormir.

Está demostrado que el sueño es esencial para nuestra salud física y mental. Sin embargo, a pesar de su importancia, un porcentaje preocupante de personas se encuentra regularmente privado de un sueño de calidad y con una notable somnolencia durante el día.

Según varias investigaciones, casi un tercio de nosotros nos arrastramos fuera de la cama por la mañana porque no dormimos lo suficiente o con calidad durante la noche, lo que significa que no nos sentimos tan bien como deberíamos durante el día.

despierta cansado y con la cabeza pesadaSi se despierta cansado y con la cabeza pesada, puede ser más difícil recordar cosas, como dónde dejó las llaves cuando tiene prisa por salir, o tal vez en el trabajo no se siente tan concentrado o productivo como podría ser.

El cansancio también hace que se liberen las hormonas del hambre: un cerebro somnoliento pierde la función ejecutiva, por lo que es más difícil elegir alimentos saludables.

Esto significa que, cuando se siente mucho cansancio por la noche, es más probable que coja una chocolatina, una bolsa de patatas fritas u otros tentempiés azucarados o salados que no contarían con la aprobación de un nutricionista, especialmente si está intentando perder peso.

No es de extrañar que al llegar a casa se sienta irritable o malhumorado, y un poco decaído. No es el mejor estado de ánimo para socializar con la familia y acostarse a descansar unas horas después.

Para sentirse mejor durante el día, es necesario dormir bien por la noche. Por desgracia, no hay una varita mágica que pueda agitar para que eso ocurra. Pero hay algunas medidas sencillas que pueden ayudarle a dormir mejor.

Aunque hay una gran variedad de causas y tipos de problemas de sueño que pueden ser graves, el consenso de los expertos señala un puñado de medidas concretas que favorecen un sueño más reparador. Varias organizaciones e institutos nacionales de salud señalan los mismos consejos clave para descansar mejor.

Si le cuesta conciliar el sueño, una rutina regular a la hora de acostarse le ayudará a calmarse y a prepararse para dormir.

Pocas personas pueden seguir una rutina rígida a la hora de acostarse. Esto no es un gran problema para la mayoría de la gente, pero para las personas con insomnio, las horas irregulares de sueño son inútiles. Su rutina depende de lo que funcione para usted, pero lo más importante es elaborar una rutina que le ayude a conciliar el sueño y mantenerla.

Para muchas personas, intentar poner en práctica todas estas estrategias puede resultar abrumador. Pero recuerde que no es todo o nada; puede empezar con pequeños cambios y trabajar para conseguir unos hábitos de sueño más saludables.

1) - Crear un entorno de sueño reparador.

Su dormitorio debe ser un lugar tranquilo para descansar y dormir. La temperatura, la iluminación y el ruido deben controlarse para que el entorno de su dormitorio le ayude a conciliar el sueño y a mantenerlo durante toda la noche.

Asegúrese de que su cama sea cómoda. Es difícil dormir profundamente en un colchón demasiado blando o demasiado duro, o en una cama demasiado pequeña o vieja.

Si tiene una mascota que duerme con usted en su dormitorio, considere la posibilidad de trasladarla a otro lugar si le molesta con frecuencia por la noche.

2 - Elija la ropa de cama y la posición para dormir que le resulte más cómoda.

la posición para dormir que le resulte más cómodaUn buen colchón y unas almohadas cómodas son esenciales para dormir bien, pero que sean blandas o firmes depende de sí.

La almohada que elija puede depender de su posición preferida para dormir. Si usted es una de las personas que duerme de lado, que es lo más habitual, su almohada debe sostener cómodamente la cabeza, el cuello y la oreja, así como el hombro. Las personas que duermen de espaldas deberían considerar una almohada más fina para limitar la tensión en el cuello.

3) - Si no puede dormir, levántese.

Si no puede dormirse, no se preocupe. Levántese y haga algo relajante hasta que sienta sueño de nuevo, y luego vuelva a la cama.

Pruebe tomar un remedio natural que le ayude a dormir. En la parte inferior tenemos el código de uno que puede ayudarle a conciliar el sueño más fácilmente.

4) - No trabaje ni envíe correos electrónicos por la noche.

Intente no leer o enviar correos electrónicos, u otras comunicaciones de trabajo, después de la cena. Según un estudio realizado en los EUA con 2.560 personas, en su mayoría empresarios autónomos, la mera expectativa de revisar las comunicaciones del trabajo fuera de horario puede provocar ansiedad y estrés.

Cada nuevo mensaje representa otra decisión que tiene que tomar, manteniendo su mente activa y quitándole el tiempo social y de descanso que necesita para entrar en un estado de reposo. El estudio recomienda reorientar su práctica de actividades para ayudarle a desconectar el trabajo y mantener relajadas las actividades sociales, familiares o en privado.

5) - Dormir a horas regulares.

Es muy importante mantener las horas de sueño regulares. Esto programa el cerebro y el reloj biológico interno del cuerpo para acostumbrarse a una rutina de sueño establecida.

La mayoría de los adultos necesitan entre 6 y 8 horas de sueño cada noche. Calculando la hora a la que necesita despertarse, puede establecer la mejor hora para acostarse y así tener un horario de sueño regular.

También es importante intentar levantarse a la misma hora todos los días. Aunque puede parecer una buena idea intentar recuperar el sueño después de una mala noche, hacerlo de forma regular también puede alterar su rutina de sueño.

6) - Reserve su cama sólo para dormir y para el sexo.

Reserve su cama sólo para dormirSi tiene una cama cómoda, puede tener la tentación de tumbarse mientras realiza todo tipo de actividades, como trabajar en un ordenador portátil, acceder a las redes sociales o incluso ver la televisión, pero esto puede causar verdaderos problemas a la hora de dormir.

Todos los objetos de trabajo o de diversión deben mantenerse fuera del dormitorio. Incluso el propio teléfono móvil.

Lo ideal es conseguir una fuerte asociación mental entre la cama y el sueño, de modo que el cerebro asocie el hecho de irse a la cama con la hora de dormirse. Por ello, intente mantener las actividades en su cama estrictamente ligadas al sueño.

Conclusión:

Todos necesitamos un sueño prolongado y reparador, y a la mayoría nos gustaría saber cómo dormir mejor. Uno en cada tres de nosotros sufre privación de sueño, o insomnio, lo cual es peligroso para nuestra carrera, salud, estado de ánimo y relaciones.

El primer paso es reconocer el problema. A continuación, consigue más luz de día por la mañana, y un entorno más relajante y oscuro al final del día. Si proba el producto que recomendamos a continuación, también es probable que pronto duerma como un bebé.

 
Artículos Relacionados