¿Qué Hacer para Dormir Mejor? Síntomas de la Falta de Sueño

Esto es lo que ocurre cuando no se duerme lo suficiente:

Si sigues trabajando sin dormir lo suficiente, podrías tener problemas de salud graves y a largo plazo. Algunos de los graves problemas potenciales asociados a la privación crónica del sueño son la hipertensión, la diabetes, el infarto de miocardio, la insuficiencia cardíaca y la apoplejía.

Otros problemas potenciales son la obesidad, la depresión, la disminución de la inmunidad y la disminución del deseo sexual.

La privación crónica del sueño puede afectar incluso a su apariencia. Con el tiempo, puede provocar arrugas prematuras y ojeras. También existe una relación entre la falta de sueño y el aumento de la hormona del estrés, el cortisol, en el organismo. El cortisol puede descomponer el colágeno, la proteína que mantiene la piel tersa, y el estrés puede causar graves problemas de salud física y mental.

Los problemas a corto plazo de dormir poco pueden incluir:

Si sigues una dieta sana y equilibrada y haces ejercicio con regularidad, pero no duermes al menos siete horas de forma regular cada noche, podrás estar minando todos tus esfuerzos para tener una buena salud general.

¡Y no estoy siendo dramática! Muchos de nosotros fallamos precisamente cuando se trata de dormir bien.

Lo primero y más importante es hacer del sueño una prioridad. Para tener una buena salud siempre recomiendo a todo el mundo una buena dieta y ejercicio, pero en la misma línea también recomiendo dormir adecuadamente. Porque sin un buen sueño todo lo demás puede ser insuficiente para mantener una vida sana y activa.

¿Cuáles son los síntomas de la privación del sueño?

Los principales signos y síntomas de la falta de sueño son la excesiva somnolencia diurna y las alteraciones durante el día, como la disminución de la concentración, la lentitud del pensamiento y los cambios de humor.

Sentirse extremadamente cansado durante el día es uno de los signos característicos de la falta de sueño. Las personas con somnolencia diurna excesiva pueden sentirse somnolientas y tener dificultades para mantenerse despiertas incluso cuando lo necesitan. En algunos casos, esto da lugar a breves períodos de sueño, en los que la persona se queda dormida durante unos segundos.

síntomas de la privación del sueñoUn sueño insuficiente puede afectar directamente a cómo se siente una persona durante sus horas de vigilia y poner en riesgo su vida y la de los demás en determinadas situaciones.

Algunos ejemplos de estos síntomas son: Pensamiento lento. Reducción de la capacidad de atención. Memoria desgastada. Toma de decisiones erróneas o arriesgadas. Falta de energía. Cambios de humor, incluyendo sentimientos de estrés y ansiedad o irritabilidad.

Los síntomas de cada persona pueden depender de la magnitud de su falta de sueño y de si es aguda o crónica. Algunos individuos son más propensos a experimentar síntomas más fuertes después de una mala noche de sueño y esto parece estar relacionado con la genética de cada persona.

Los estimulantes como la cafeína también pueden enmascarar los síntomas de la falta de un sueño reparador, por lo que es importante que anotes cómo te sientes con y sin estas sustancias para que puedas evaluar tu problema adecuadamente, y no enmascararlo con el consumo excesivo de café.

El sueño desempeña un papel fundamental en el funcionamiento eficaz de casi todos los sistemas del organismo, por lo que una falta de sueño persistente genera riesgos importantes para la salud física y mental.

Cómo dormir mejor:

1. Intenta dormir lo suficiente.

Intentar dormir lo suficiente es tan importante para nuestra salud como tomar un remedio cuando estamos enfermos.

Con todas las exigencias de nuestro tiempo moderno, es posible que un buen descanso nocturno esté al final de nuestra lista de prioridades. Pero tenemos que programar un tiempo adecuado para dormir, porque es muy fácil quedarse despierto hasta tarde viendo la televisión o hablando con nuestros amigos.

Sin embargo, cuando lo haces, rápidamente te encuentras con un problema de falta de sueño que puede afectarte seriamente.

2. Mantén una hora de acostarte consistente.

Levantarte a la misma hora todos los días te ayudará a dormir mejor por la noche. Una hora fija para despertarse ayuda a crear un fuerte deseo de dormir durante las horas de vigilia. Este impulso del sueño se construye gradualmente. Acortar la hora de acostarse hará más difícil conciliar el sueño la noche siguiente. Dormir hasta tarde el fin de semana hace que sea mucho más difícil levantarse a tiempo en la mañana del lunes.

También es importante realizar alguna actividad relajante, como leer un libro antes de acostarse. Si haces que estas actividades formen parte de tu ritual antes de acostarte, puedes entrenarte para asociar estas actividades con el sueño. Esta asociación te ayudará a conciliar el sueño más fácilmente.

3. Dedica tiempo a descansar de las actividades cotidianas.

Dedica tiempo a descansar de las actividades cotidianasEn nuestra sociedad moderna, especialmente en las grandes ciudades, la gente duerme demasiado poco, con fuertes consecuencias negativas. Ponen el sueño muy abajo en su lista de prioridades porque hay muchas otras cosas "importantes" que hacer.

La vida familiar, personal y profesional son retos que nos quitan el sueño, pero si la gente entendiera lo importante que es dormir adecuadamente, y cómo el hecho de dormir bien contribuye a nuestro bienestar y puede marcar una gran diferencia en nuestro rendimiento diario, no descuidaría el tiempo que dedica al sueño.

4. Si te despiertas durante la noche, evita mirar el reloj.

Cuando miras la hora en medio de la noche, no estás mirando sólo un número. Empiezas a hacer cálculos mentales, piensas en el tiempo que ya transcurrido desde que te acostaste, en el tiempo que falta para levantarte y en lo que tienes que hacer al día siguiente. Y antes de que te des cuenta, ha pasado mucho tiempo, lo que reduce tú tiempo útil de sueño.

5. Guarda los teléfonos móviles y las tabletas antes de acostarte.

Los dispositivos electrónicos hacen que tu mente siga funcionando y se aleje del estado de relajación que necesitas alcanzar antes de acostarte, por lo que no debes llevarlos para el dormitorio. Es una buena idea guardar dispositivos como teléfonos móviles y tabletas al menos una hora antes de acostarse.

La falta de sueño puede tener graves consecuencias.

Muchas personas no consiguen dormir lo suficiente y esto puede afectar a su salud, bienestar y capacidad para realizar las actividades diarias.

dormir bienLa cantidad adecuada de sueño puede variar de una persona a otra, pero los expertos coinciden en recomendar que los adultos duerman al menos 7 horas de calidad cada noche. También estiman que más de un tercio de las personas adultas no duermen lo suficiente.

Las interrupciones ocasionales del sueño pueden ser una molestia, pero pueden superarse. Pero una falta continuada de sueño de calidad puede afectar al rendimiento de una persona en el trabajo o en la escuela, a su capacidad para funcionar bien día a día, a su calidad de vida y a su salud.

La falta de sueño puede perjudicar la salud mental y física de una persona, su rendimiento en la escuela o el trabajo y su calidad de vida en general.

Además, una falta de sueño persistente puede provocar complicaciones o indicar un problema de salud subyacente, como la apnea del sueño o la ansiedad.

Cómo tratar la falta de sueño.

Cualquier persona que esté preocupada con la falta de sueño, y que los consejos anteriores no sean suficientes para ayudarle a dormir mejor, debe intentar tratar este problema lo antes posible, utilizando un remedio natural que le ayude a conciliar mejor el sueño, como lo que hemos indicado en el código en la parte inferior, o contactar con un profesional de la salud para que le recete algo más fuerte.

Pero debes tener en cuenta que los medicamentos para dormir son muy adictivos y una vez que empieces a tomarlos será muy difícil dormir sin su ayuda. Por lo tanto, es aconsejable recurrir primero a un remedio natural, que no cause estos problemas, y sólo utilizar los medicamentos recetados como último recurso.

Autor:
 
Artículos Relacionados